Inicio

Pasa, pasa adelante. A veces me gusta pensar en este espacio como un lugar físico. Uno donde las sobremesas largas se dan fácilmente, donde te están esperando con comida en el fuego. O tal vez no sea un lugar, sino una sensación; la de encontrarse con colores vivos, los de una casa lila con un árbol de limones delante, o bien con ausencia de color, como cuando la nieve es la que pinta, como pensar que los arcoíris son fenómenos reales. Prosa Ojerosa podría ser yo o ni siquiera eso, podría ser simplemente una brecha entre la persona que soy hoy y la que quisiera ser más. Es gusto por los libros y por escribir, también. 

 

Bienvenidx.

  • Confiar en el deseo

    Ayer verbalicé un deseo del cual no era del todo consciente. Mi hermana, que no vive en España, me decía que iba a dejarme las cintas, pegatinas y demás materiales de envolver regalos que le habían sobrado, para que los use yo más adelante, ya que no tenía sentido que se los llevase de regreso…

  • Animales de fábula

    En un libro que leí hace unos meses la autora decía que de pequeña, cuando le preguntaban qué animal le gustaría ser, siempre contestaba tortuga. Se pregunta a ella misma si es porque tal vez la tortuga siempre está en casa. Porque inclusive entonces, ella prefería estar en casa todo el tiempo. Tal vez lo…

  • La inocuidad de ser visible

    “Todxs piensan que pueden ser mejor Kardashian que las propias Kardashians. Ahora lo ves, con estas apps, a todxs les encanta tener una audiencia. Todxs piensan que merecen una.”  ~Jia Tolentino, Falso espejo    Cada persona allí fuera, tiene probablemente una idea diferente acerca del consumo de historias en Instagram; por ejemplo, habrá quien considera…

X