Entorno sobresaturado

Una ruptura y tres antónimos

“Mi abuela materna era una mujer pequeña y cándida. Cuando el presentador del noticiero decía “Buenas noches”, ella lo saludaba con un “Buenas noches, hijo” Leila Guerriero en “Teoría de la gravedad” Entrañable. Como mínimo enternecedora, esa frase. Y me ha hecho pensar en la relevancia de parecernos a una mujer como ella, no tanto …

Una ruptura y tres antónimos Leer más »