La trampa de la mejor versión de ti

Lo he visto recientemente en la tele, pero ya no recuerdo en dónde, a pesar de que fue hace solo unos días.

Afirmación reveladora: tanto en un cuarto con demasiada luz como en un cuarto con demasiada oscuridad no verás nada. Necesitas de las sombras y de la claridad para poder ver.

Necesitas de las sombras. Esa frase se filtra dentro, como una humedad en el techo.

Entonces, mi cerebro hace conexiones extrañas que me llevan a pensar en las resoluciones del nuevo año, que al ser una práctica contagiosa y potenciada por el cambio no únicamente de año sino de década, nos deja completamente obcecados con ponernos al día, no fallar, demostrar. Queremos olvidar las sombras, hacer que no existen, que no se volverán a presentar para obstaculizar nuestras metas.

Y es así como yo, de madre Virgo y con mi propia pericia para exigirme, para comerme las uñas si tengo una presentación importante, ganarme un tic en el ojo por razones que solo mi subconsciente conoce y mortificarme por eventos tan en el futuro que ni Nostradamus ha escrito sobre ellos, he amado siempre las resoluciones.

Primero que nada, no hay nada que odiar, todo empieza con hacer una lista, que es ya de por sí altamente satisfactorio en mi caso y, para resumir, activan mi parte más “Cónsul” de todas (si no sabes de qué te hablo, te lo explico en el siguiente párrafo). Aquella parte que es responsable hasta el tuétano, que debe cumplir a toda costa, que debe mejorar y conseguir.

Abre paréntesis, hace un tiempo tomé el test de las 16 personalidades que es una herramienta completamente gratuita, de contenido generoso y diseño agradable basada en los indicadores de personalidad Myers-Briggs, que por una vez (¡viene un giro en la trama!) no son dos señores de la Psicología, sino Katherine Briggs y su hija Isabel Myers-Briggs quienes los crearon en los viejos años 20.

Dicho esto, y por más placentero que nos resulte a nosotrxs lxs sobreestimadores, la mejor versión de ti quizá no sea la que no falta ni un solo día al gimnasio, sino la que quiere a su cuerpo por todo lo que le permite hacer fuera y dentro de ese establecimiento.

La mejor versión de ti no es la que ha leído un libro por semana sostenidamente, sino la que fue capaz de recordar lo que leyó para propagar ese otro tipo de intercambio de información.

La mejor versión de ti tal vez no está rodeada de gente, pero a lo mejor sí practica desterrar la envidia y la comparación con frecuencia, tejiendo redes de formas distintas a las aprendidas.

La mejor versión de ti quizá no tenga que ver con beber más agua, crear más, ganar más o en definitiva hacer más, pero a lo mejor sí que incluya escoger bien, conocerte mejor y apuntar al blanco. Rescatarte de las garras de la situación en que año tras años ‘no has hecho suficiente’ porque mira otra vez ‘en qué cajón terminó tu hoja de objetivos’, ‘tu agenda inacabada’, ‘tu yo culpable’.

Como propuesta, partamos por reconocernos lo vivido como actos de pura voluntad, porque a veces solo vivir resulta difícil.

Hagamos inventario de lo que sí antes de machacarnos con lo que no, para alzar velas desde un sitio más grato en el que zarpemos habiendo escogido un objetivo de manga ancha, contando con las sombras, uno que tenga un por qué tan grande que se te ilumine la cara de pensar que lo rozarás con los dedos.

Uno que encierre exclusivamente lo que tú piensas de ti y no tu percepción de lo que otros puedan estar viendo. ¿Ves cuán loco suena?

Bien lo dijo Deborah Levy en “El coste de vivir” (una de mis autoras favoritas descubiertas en 2019):

“Convertirnos en la persona que otro ha imaginado por nosotros no es libertad, es hipotecar la vida por el miedo ajeno.”

Deborah Levy

¿O es que te has preguntado ya por qué pasas esa resolución del 2015 al 2016 y del 2016 al 2017, para llegar hoy? Es porque, ¿se supone que ya deberías haber alcanzado un___, llegado a___, conocido el ___, obtenido la ___? ¿Eres tú quién está detrás de todas esas suposiciones?

“They tell themselves that this is the year things will happen, never realizing that things are always happening; they’re just happening without them being aware.”- S.D. Hutchinson

«Se dicen a sí mismos que este es el año en que este es el año en que las cosas pasarán, nunca dándose cuenta que las cosas siempre están pasando, simplemente están pasando sin que ellos sean conscientes.» – S.D. Hutchinson

Prosa Ojerosa

PD1: ¿Eres de tener muchas resoluciones o de apuntar y conquistar?

PD2: Hoy 2 de enero voy a hacer stock de lo alcanzado para sentirme orgullosa de ello, voy a contabilizar meramente lo bueno, con la finalidad de llevármelo en la maleta de mano. Voy a tomar una resolución que es la de no escribir nada en la hoja sobre el qué voy a hacer, pero sí sobre el cómo me voy a sentir cuando lo logre, siendo ese mi mayor y más importante filtro. ¿Lo intentamos mejor así?

5 comentarios en “La trampa de la mejor versión de ti”

  1. ❤️ siempre desde lo positivo que al final es lo que nos permite ser más felices! Yo estoy feliz por lo logrado y no mire lo q no cumplí! Y sabes que? Me funcionó 😁 I am happy y será un feliz 2020!

    1. Te mereces sentirte feliz por todo lo que sí haces y creyendo en ti como evidencia de que lo has hecho bien, y lo seguirás haciendo. <3

  2. Yo también he comenzado el año pensando en todo lo que sí he conseguido en el anterior. Centrándome en ello, en los logros. Olvidando lo que no ha podido ser. Creo que las metas, los propositos deben ser realistas y siempre teniendo en mente que si no se logran, tampoco es lo peor. También ser más amables con nosotrxs mismxs es un gran proposito. Te dejo lista de mis propositos para este nuevo año:
    . Seguir aprendiendo a quererme, a ser amable conmigo misma.
    . Comenzar un diario. También crear un cuaderno de cositas hermosas que me hacen sentir bien y al que recurrir en esos momentos de bajón.
    . Disfrutar aún más de mi familia.
    . Terminar de escribir LA NOVELA.
    . Seguir compartiendo en Crisálidas.
    Esto son los más importantes.😊
    Un abrazo enorme.

    1. Gracias por compartir tu maravilla de propósitos conmigo. ¡No sabía que estuvieras escribiendo LA novela! ¡qué emocionante!. Coincido contigo en que la amabilidad nos sirve mejor que el látigo, que las palabras de aliento siempre surtirán un mejor efecto para seguir. Espero te digas muchas de esas para alcanzar lo que ya has empezado a desear.
      Otro abrazo de brazos largos.

  3. Soy madre Virgo y según el test de Personalidad también soy Cónsul. Así puedes imaginarte lo hondo que me ha llegado todo lo que has escrito. Muchas gracias por compartirlo.
    Un abrazo 🤗💕💕

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *